Entre corrupciones, robos y padrinos, la lucha por dirigir el sindicato del Poder judicial

Bloque de Periodistas de Oaxaca

Oaxaca, Febrero 16 de 2018.- Ya analizamos en días pasados por qué les interesa tanto a algunos postergar el poder sindical, los jugosos “negocios” que realizan les abre el apetito del poder, pero ¿Quién está detrás de estos personajes, a quién obedecen y por qué?, además, ¿de qué artimañas se valen para imponerse, a costa de los derechos de los trabajadores?, esto lo apreciaremos mejor en esta segunda entrega del análisis en la lucha por dirigir el sindicato del Poder Judicial.

Hablaremos sobre el actuar de quienes se aferran a seguir controlando el sindicato, los pseudo líderes sindicales, MIGUEL ESTEVA DOMÍNGUEZ, Secretario de Vigilancia y Escalafón e IRMA SILVA GARCÍA, Secretaria de Conflictos Sindicales, ambos del Sindicato de Empleados del Poder Judicial del Gobierno del Estado de Oaxaca e Instituciones Conexas, durante el periodo 2015-2018, tiempo en que Alfredo Lagunas Rivera, fungió como Presidente del Tribunal Superior de Justicia, mismo que en días pasados solicitara su reincorporación a la presidencia luego de pedir licencia temporal, pero ese, es otro tema que abordaremos a profundidad.

Actualmente, MIGUEL ESTEVA DOMÍNGUEZ, quiere imponerse como secretario general del comité ejecutivo 2018-2021, acto que de lograr, le remunerará amplios beneficios si regresa Lagunas Rivera a la presidencia; uno de esos beneficios (además de la venta de nombramientos de base y de retener el dinero que por ley le pertenece a la base sindical) lo recibió en el mes de junio del año 2016, cuando le fueron concedidos dos espacios de trabajo, que sirvieron para su esposa, la señora Alejandra López Santiago y pocos días después a su familiar inmediato Alondra López Santiago. Los espacios se los concedió Alfredo Lagunas Rivera, como premio por desactivar la intención del sindicato de bloquear Ciudad Judicial, Juzgados Civiles, Penales y Familiares, por cinco días, ya que en mayo del año 2016 los verdaderos dirigentes del sindicato, luchaban por recuperar su prestación de la bolsa de trabajo.

El mismo premio recibió IRMA SILVA GARCÍA, por vender los temas de la cartera de la Secretaria de Conflictos Sindicales, en el en el mes de julio del 2015, le concedió su jefe inmediato Alfredo Lagunas Rivera, un espacio de trabajo para su hermano Adolfo Saúl García, y por ayudar a desactivar la intención de bloquear en 2016 se le dio un contrato más para otro de sus hermanos de nombre José Antonio Silva García.

Más irregularidades al otorgar nombramientos de base en contra de la voluntad del sindicato.

Otra de las irregularidades que se presentó a finales del año 2015, fue la entrega de nombramientos de base Emma Cantón Galván, abogada 13 A; Liliana Antonio Gaytán, técnico 12 A; Gabriela Robles Villatoro, técnico 12 A (todas beneficiadas en la Sala Familiar del TSJ). Asimismo, Teresa de Jesús López Playas, Administrativo 9 A, en Cuicatlán; Mariela Hernández Morales, técnico especializado 13 C, en la Primera Sala Familiar; Agustín Enrique Santiago, técnico especializado 13 A, en el Departamento de Recursos Materiales; Eder Iván Ruiz Huerta, técnico 13 C, en la Tercera Sala Penal; y Benjamín Galván Jesús, técnico especializado 13 A, en el Departamento de Recursos Materiales, actualmente todos en funciones.

A todos ellos, el Dr. José Guadalupe Álvarez García, Director de Administración del Consejo de la Judicatura en aquel entonces, nombrado por Alfredo Lagunas Riveras, les concedió sus bases sin fundamento y en contra de la voluntad del comité ejecutivo 2015-2018 del sindicato.

Denuncian sindicalizados, se han convertido en la fuerza de choque que auxilia MIGUEL ESTEVA DOMÍNGUEZ, para imponerse como nuevo dirigente del sindicato y junto con él, a otros del mismo actuar abusivo y fraudulento, además de boicotear acciones en defensa de sus derechos laborales, como ejemplo en el mes de mayo del año 2016 cuando pretendían impedir que el personal de base del tribunal bloqueara las instalaciones de presidencia, ayudando a Alfredo Lagunas Rivera a escapar antes que los sindicalizados cerraran los accesos para exigirle sus derechos.

Continúa en disputa la dirigencia del sindicato

MIGUEL ESTEVA DOMÍNGUEZ e IRMA SILVA GARCÍA, quienes claramente han sido beneficiados por Alfredo Laguna Rivera, expresidente del Tribunal Superior de Justicia, el 6 de febrero del año en curso, acompañados por 50 personas no afines al sindicato y mediante disturbios y actos violentos, también impidieron que se realizara la asamblea general donde los sindicalizados nombrarían al comité ejecutivo 2018-2021 y escucharían la rendición de cuentas del comité saliente, a pesar de estar legalmente convocada la asamblea.

Mañosa y arbitrariamente MIGUEL ESTEVA DOMÍNGUEZ, convocó a una asamblea dos días después, para el día 8 de febrero, con el fin de llevar a cabo una elección apócrifa con tan sólo 60 personas, que no se encuentran reconocidas en el padrón del sindicato, además de no cumplir con el quorum requerido para validar la elección, ya que la base sindical consta de 306 socios reconocidos por la Junta de Conciliación y Arbitraje. Ante la falta de convocatoria, después del día 8 de febrero, sindicalizados denuncian que desde entonces están recibiendo hostigamiento de parte de integrantes del grupo de choque que encabeza MIGUEL ESTEVA DOMÍNGUEZ, para recabar firmas y legitimar su acto ilegal.

Ahora sabemos de quien es “la mano que mece la cuna”, pues los intereses económicos que se manejan en el Poder Judicial, superan los mil millones de pesos al año, pero para que Alfredo Lagunas Rivera, pueda seguir actuando con impunidad (no ha habido informes acerca de los recursos financieros en el Fondo de Administración de Justicia en los últimos seis años y hay investigaciones en proceso), necesita un sindicato a modo y por eso impulsa con todo a estos personajes cuya historia de corrupción, nepotismo y abusos es bastante clara.

Cabe mencionar que el día de hoy, viernes 16 de febrero a las 9 de la mañana está programada una nueva asamblea general para la elección del Comité Ejecutivo 2018-2021 en las oficinas del sindicato, ubicadas en la Privada de Av. Universidad número 115 Fraccionamiento Nuestra Señora, en Cinco Señores y se espera sin duda, que esté saturada de irregularidades, que lamentablemente seguirán afectando a los verdaderos trabajadores por los próximos 3 años, si se dejan seguir manipulando por estos personajes.

compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *