Oaxaca de Juárez, un bosquejo del proceso electoral en puerta.

Entre surcos y Mezcal

David Romero Villalobos

A escasos días por definir de manera oficial el nombre de todos los candidatos que habrán de competir por la Presidencia Municipal de Oaxaca de Juárez, desde ahora se percibe lo que sin duda puede llegar a ser el proceso electoral más competido en la historia reciente de nuestra ciudad capital del Estado.

Desde una perspectiva personal, procurando la mayor objetividad posible, se desprenden las siguientes consideraciones al respecto: Las tres coaliciones conformadas por los partidos políticos con mayor presencia nacional, al parecer, coinciden en que sus abanderados con mayor presencia social y con más posibilidad de triunfo sean del género masculino. Hasta ahora, salvo registro sorpresivo de último minuto, no se observa la participación de ninguna mujer en el primer sitio de una planilla de candidatos a concejales. Ni siquiera, por la vía independiente. Y en ningún caso, ni pretexto valido, se podría argumentar la falta de cuadros femeninos con capacidad, talento, prestigio moral, respaldo social o ausencia de trabajo político. Sin embargo, las circunstancias del entorno nacional y del escenario local, seguramente están jugando un papel determinante en la toma de decisiones. En bien de nuestra democracia, un justo y muy necesario equilibrio político sería que las candidaturas a las Diputaciones Locales y Federales por los Distritos capitalinos las encabecen fórmulas femeninas.

Por la coalición Juntos Haremos Historia suscrita entre MORENA- PT- PES, de no presentarse un sorpresivo o diabólico suceso, el candidato será Oswaldo García Jarquín. Quien participó en la anterior contienda local por el mismo cargo de elección y no quedo tan lejano del primer lugar. Sus principales fortalezas, aunadas a una presencia constante e ininterrumpida de dos años para procurar afianzar nuevamente la postulación; están enmarcadas en la solidez de principios y valores familiares. Sumadas a una sólida formación académica y una destacada presencia en el ámbito cultural y social. Su paso como servidor público en el Gobierno del Estado, a pesar de la entrega de resultados favorables como titular del IEBO; infortunadamente padece el estigma del Gabinato: haber formado parte de la peor administración estatal ante los grandes escándalos de corrupción, impunidad e ineptitud; en toda la historia de Oaxaca.

Respecto a la coalición Por México al frente, conformado por PAN- PRD- MC; en caso de no prosperar las impugnaciones presentadas por parte de algunos militantes del PRD ante la cúpula del sol azteca; tendrá a Samuel Gurrión Matías cómo su candidato. Con pocos años de participación en el terreno político y sin ninguna experiencia administrativa gubernamental, al originario de Juchitán y recientemente avecindado en la ciudad capital; le ha sido suficiente su breve caminar como Legislador Federal y Local para imponerse sobre todos los demás aspirantes con militancia y trabajo de años. Hábil como pocos, pero sin la convicción ni los principios ideológicos de muchos. Con la legitima aspiración para poder ser Presidente Municipal, pero sin el conocimiento ni el temple necesario para pretender gobernar una ciudad tan importante y compleja como nuestra verde Antequera.

Concluyendo con la coalición Todos por México, integrada por PRI- PVEM- PANAL; donde la ola de comentarios y especulaciones dan por hecho que su abanderado será Javier Villacaña Jiménez. El aún Secretario de Administración, ya fue Presidente Municipal en el periodo 2014-2016. Su reciente conclusión de encargo al frente del Municipio, permanece muy fresca en el colectivo citadino; lo cual, en función de las expectativas cubiertas durante esos tres años de gobierno, serán fundamentales de arranque en caso de concretar la candidatura. Con una amplia y reconocida trayectoria en el servicio público, estatal y municipal; agregando su labor legislativa en el Congreso de la Unión y en el Congreso Local. Pocos personajes políticos cuentan con ese trabajo de base tan constante, durante casi dos décadas, en las agencias y colonias populares del municipio de Oaxaca de Juárez. Ahí, en ese contacto personal y directo con el grueso de la población, radica su principal fortaleza. En contraparte, de oficializarse su candidatura, requiere conciliar con prontitud cualquier postura posible de confrontación interna y sumar a todas esas personas que hoy continúan sintiéndose agraviadas o excluidas por endebles promesas compartidas de campaña durante las pasadas elecciones. Estos, y no más, serían los factores directos e indirectos en donde se le pueden llegar a presentar reclamos con resonancia e impacto político. Y, por ende, son obstáculos posibles de superar con la sensibilidad adecuada y el oficio adquirido durante tantos años.

Resultaría inconcebible dejar de mencionar que, procurar los equilibrios saludables hacia el interior de cada coalición política debería ser una práctica cotidiana y obligada en beneficio conjunto de la sociedad. Ya que todo aspirante a un cargo de representación popular, es acreedor a un amplio análisis por parte de los electores. Siendo precisamente los votantes quienes evaluaran a detalle los nombres y trayectorias personales de cada uno de los candidatos propietarios y suplentes que aspiran a conformar el Honorable Cabildo Municipal. Y esto, apreciables lectores, es el inicio de un bosquejo que puede adquirir una valiosa consideración ciudadana de cara al próximo 1 de Julio.

Santo Mezcal, líbranos de todo mal.

Hoy, una recomendación por partida doble: cuando estén paseando por las calles del centro histórico de nuestra bella Oaxaca de Juárez, no dejen pasar la oportunidad de visitar y probar los deliciosos platillos del Restaurante La Pitiona. Alta cocina regional de vanguardia con un ambiente muy agradable y una atención de primera. Una excelente experiencia culinaria de la mano del Chef Juan Manuel Baños. Además, desde la barra de su cantina, se logra admirar y disfrutar un amplio surtido de las mejores marcas registradas de Mezcal de Oaxaca.

De manera muy especial, agradezco a mi amigo Alberto Morales, Gran Maestro Mezcalero de San Dionisio Ocotepec; por la invitación a cenar en la grandiosa compañía de nuestras esposas. Disfrutando de una exquisita cena, plática amena y la exquisita variedad de su inigualable WAHAKA Mezcal.

Gracias por la gentileza de su lectura. Hasta la semana entrante.

compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *