“Los puntos débiles de la Cuarta Transformación” por Marco Antonio Baños A.

LECCIONES CONSTITUCIONALES

MARCO ANTONIO BAÑOS AVENDAÑO

“LOS PUNTOS DÉBILES DE LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

 

Se ha dicho que no es un cambio de gobierno, sino un cambio de régimen la llamada Cuarta Transformación, sin embargo, la alta prioridad de cambiar a quienes no funcionan en un régimen de gobierno, da cabida a puntos débiles a saber:

 

1.-No existe equilibrio de poderes al nombrarse un Secretario de Hacienda, sin la ratificación del Congreso violándose el artículo 74 Constitucional.

2.-No existe una orientación ideológica ni toma de decisiones en cada Secretaría de la Cuarta Transformación.

3.-No existe una debida organización del poder público, existen grandes rezagos en materia de seguridad pública, salud y bienestar social.

4.-No es totalmente un régimen presidencialista, ni parlamentario totalmente, sino que es un esquema de gobierno en transición de Liberalismo Económico a una Autocracia Populista, en donde se hace y se acata a la figura presidencial en nombre de la ideología de un nuevo régimen político.

5.-La hace falta cumplir la constitución a cabalidad, existen graves problemas de corrupción en los poderes públicos que se atacan sin la mayor eficiencia, honradez y eficacia constitucional, pero sí política.

6.-El propagandismo del buen ejercicio del poder, recae en populismo, no en acciones concretas a seguir por el gabinete del Presidente, sino por decisiones propias del Titular del Ejecutivo, surgidas de sentimientos de honradez, de lealtad a las instituciones de la República, de cambio de instituciones y nombramientos por nuevas formas de organización y estrategias para gobernar.

7.-Un régimen emana de la voluntad de los ciudadanos, sin embargo, éstos determinan un régimen, las figuras constitucionales de las consultas populares aún no existen en la Constitución ni en leyes ordinarias en materia federal y de los Estados de la República.

8.-Toda tendencia política que diga defender los derechos e intereses del pueblo es populismo, nuestro régimen tiene que avanzar en términos de constitucionalidad de intereses populares y derechos humanos colectivizados.

9.-El populismo es cambio de estructuras, de normas y mecanismos de control político-social, no es una amenaza sino que merece un nuevo control constitucional y una nueva concepción de normas y leyes en el país para cambiar a las instituciones del estado.

10.-Parece ser que de los colaboradores del Presidente, nadie piensa como el Titular del Ejecutivo, México está en construcción política-social, económica, hay graves problemas nacionales aún por resolver, la democracia mexicana se sustenta en su desarrollo con instituciones, que ahora son cambiantes y deben ser efectivas, acorde a la realidad que vive el pueblo mexicano.

 

Dotar de un nuevo equilibro a México, seguir encarcelando a quienes traicionaron las instituciones y al pueblo mexicano, ha sido factor de credibilidad ante la ciudadanía, el ejercicio del poder, los cambios drásticos de gobierno siempre son necesarios para exterminar la corrupción de años anteriores y de malos gobiernos.

 

Populismo es pues una forma de gobierno y un régimen político nuevo, adaptable y transformable, que tiene que madurarse, construirse constitucionalmente o terminará siendo un fracaso proyectado en la imagen presidencial, al que finalmente se le echará la culpa de todo lo mal estructurado o mal atendido.

 

El populismo mexicano es nacionalista, no necesariamente de izquierda, tampoco de derecha, responde a la necesidad de crear democracia, de estructurarla y dotarla de eficacia en sus instituciones.

 

El agrarismo mexicano por ejemplo, rechazaba el imperialismo, el populismo tiene que ser recurrente a un  neo nacionalismo en el campo, hacer producir la tierra, no abandonar a los productores y dar mejoras laborales, como derechos, a la gran multitud de desempleados.

 

Las corrientes populistas tienen éxito en tanto se beneficie con derechos a quienes son protagonistas de los cambios sociales, políticos, económicos, el pueblo es el beneficiado directo.

 

Hace mucha falta se dote de Soberanía Alimentaria a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de figuras jurídico-constitucionales que respondan a la necesidad de los mexicanos de trabajo, salud, educación, desarrollo económico.

 

Las formulas de apoyo a migrantes, como estrategias para combatir esta situación fue un error, donar millones de pesos al país del Salvador sin atender aún a los connacionales que necesitan trabajo, es otro error, que puede ser salvado si se atiende al gran número de desempleados, entre hombres y mujeres que creen aún en que el cambio de régimen ha sido bueno y tienen estudios para acreditarlo.

 

Los migrantes en Oaxaca recibirán 5 mil 500 pesos mensuales, a centroamericanos refugiados, como parte del programa de emergencia social, los Presidentes de Centro América, tienen la responsabilidad de atender a sus ciudadanos, todos ellos han sido pues, irresponsables para atender sus reclamos de trabajo digno y útil, por tanto, nuestro Presidencialismo es asistencialista a los extranjeros, no a los nacionales que son millones y que no tienen trabajo.

 

Adoptar la renovación del poder es tarea del Presidente, la tasa de desocupación sigue creciendo en México, miles, millones de desempleados se les tiene que dotar de trabajo, de quienes ni siquiera tienen seguro social, o seguro popular, existen condiciones de extrema pobreza y la delincuencia va avanzando cotidianamente.

 

Gobernar es un arte, el Liberalismo ha terminado, se coronó con corrupción, mancillaron los ideales de la Revolución Mexicana, construir un país, un nuevo régimen, es el reto, deberá ser doloroso para muchos, benéfico para muchos más e indiferente para el gran resto de la población que lejos de protestar o participar en los gobiernos, se inclina a lo que venga después de tolerar la dominación y la corrupción que existía en el sexenio anterior.

 

Finalmente, no podemos reabrir la historia para repetir el constitucionalismo de 1857 a 1910, las reformas constitucionales han sido inútiles, algunas como la educativa del sexenio anterior, hicieron más daño que beneficio al pueblo de México, debemos estar en la idea de construir un nuevo régimen, la Cuarta Transformación no puede existir si no se cambia radicalmente las instituciones del Estado Mexicano y se promueva a los más aptos, terminar las complicidades, los nepotismos, las irresponsabilidades, la falta de visión y de compromiso, aún es un gran reto para construir lo que la gran mayoría quiso para auto-gobernarse hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *