El Derecho Procesal Constitucional de la Cuarta Transformación por Marco Antonio Baños A.

LECCIONES CONSTITUCIONALES

MARCO ANTONIO BAÑOS AVENDAÑO

EL DERECHO PROCESAL CONSTITUCIONAL 

DE LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

 

El Derecho Procesal Constitucional es aquella rama del derecho público que establece las normas procesales orgánicas y funcionales necesarias para dar eficacia real a la normativa constitucional, cuando surja un conflicto entre un acto de la autoridad o de un particular y sus disposiciones. Comprende la organización y atribuciones de los Tribunales Constitucionales y la forma en que éstos ejercen su jurisdicción al resolver conflictos constitucionales por medio del proceso y con efectos permanentes. Se aclara que todos los Jueces deben ser garantistas de los Derechos Humanos y de la misma Constitución, es decir, son Jueces Constitucionales.

El Derecho Procesal Constitucional tiene la función de aportar al sistema jurídico nacional, los elementos orgánicos y funcionales necesarios y apropiados para que un conflicto constitucional pueda ser decidido por medio de una decisión jurisdiccional, lográndose así la plena vigencia de la Supremacía Constitucional.

La información que existe es que el origen científico del Derecho procesal constitucional se ubica entre los años de 1928 y 1956. Eduardo Ferrer Mac-Gregor, afirma que “el Derecho procesal constitucional, es la disciplina que se encarga del estudio sistemático de la jurisdicción, órganos y garantías constitucionales, entendiendo estos últimos como los instrumentos predominantemente de carácter procesal dirigidos a la protección y defensa de los valores, principios y normas de carácter constitucional.

 

Aunado a esto, el propio Juez mexicano y Vicepresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, señala que la materia comprende dos realidades: un fenómeno histórico-social, y su estudio científico.

El fenómeno histórico-social: Comprende el análisis de los instrumentos jurídicos de protección de los Derechos Humanos o de altos ordenamientos, así como las jurisdicciones u órganos que conocían de estos mecanismos en las diversas épocas y sistemas jurídicos. Su objeto de estudio son las instituciones, medios de defensa, garantías, personajes, jurisdicciones, jurisprudencia, doctrina e ideologías,como antecedentes históricos.

Miguel Carbonell dice que el Derecho Procesal Constitucional puede ser estudiado a partir de cuatrocategorías o sectores: 1) Derecho procesal constitucional de las libertades, 2) Derecho procesal constitucional orgánico, 3) Derecho procesal constitucional local, y 4) Derecho procesal constitucional transnacional.

En nuestro Derecho Procesal Constitucional Local o Oaxaqueño, hay destellos de protección de derechos y libertades políticas como por ejemplo; aunque no existe debidamente normada la figura jurídica de referéndum, plebiscito, revocación de mandato, omisión legislativa, juicio político (que ni se ha promovido y fuese funcional), se constituye con la vida jurídica de los gobernados cuando se promueven mecanismos diversos que violentan la Constitución Federal y Local.

Nuestras libertades constitucionales aún en esta Cuarta Transformación, fuera del apoyo a migrantes o a sectores desprotegidos, se construyen conforme a criterios de decisiones de los tribunales, no de soluciones políticas o gubernativas, que bien sería la felicidad del pueblo mexicano, si se pudiera dotar de todas las libertades a quienes jamás les han respetado sus derechos humanos, como el caso de las mujeres que exigen justicia a cada momento, haciendo pintas, marchas, gritos o protestas que se le olvidan a nuestra sociedad después de que ocurrieron, con el derecho al eco moral y social, de reverberar a cada momento ese reclamo de violencia contra las mujeres y los desaparecidos o como personas o privados de su libertad ilegal e ilícitamente.

De forma muy breve el Derecho procesal constitucional de las libertades (La denominación se puede atribuir a la intención de Mauro Cappelletti de consolidar en Italia una “jurisdicción constitucional de la libertad” para hacer efectivos los derechos. La primera categoría de estudio, comprende al análisis de los instrumentos consagrados en los textos fundamentales para la protección de los Derechos Humanos.

El Derecho procesal constitucional orgánico: Se encarga del análisis de los procesos y procedimientos que tienen por objetivo proteger las atribuciones y competencias constitucionales de los distintos órganos de poder.

El Derecho procesal constitucional local: Comprende el estudio de los instrumentos procesales y procedimentales destinados a proteger las constituciones locales.

El Derecho procesal constitucional transnacional:Se refiere al estudio de los sistemas de protección de los Derechos Humanos como los sistemas americano, europeo, africano, y asiático, pero también estudia a otros sistemas como la Corte Penal Internacional, y al sistema internacional de justicia.

Finalmente el Derecho Procesal Constitucional comprende el desarrollo de las siguientes áreas temáticas: a) El conflicto constitucional y sus formas de solución;
b) El Derecho Procesal Constitucional orgánico, y c) El Derecho Procesal Constitucional funcional. En síntesis, esta rama del derecho está destinada a proporcionar al país normas eficaces para la protección jurisdiccional de su Constitución.

El restablecer la supremacía de la Constitución es una gran tarea políticoconstitucional, de esta Cuarta Transformación, hay quienes creen que la protección de la Constitución es posible obtenerse por medio de una sentencia jurisdiccional. La política requiere grandes aciertos ante la multitud de errores cometidos por los gobiernos del pasado, no basta defender la letra constitucional, sino los valores que contiene la misma, sus principios flexibles o rígidos, sus interpretaciones más amplias y protectoras deben permear en el poder actual. Respetar ante todo la Constitución y las Instituciones del Estado por encima de intereses creados, es tarea por cumplir de nuestros gobiernos.

La Constitución debe salir fortalecida frente a la política de la Cuarta Transformación, el Derecho Procesal Constitucional no tiene la debida atención para desarrollarse con instituciones nuevas, fuertes y respetar todas las libertades, dar justicia y respetar los derechos humanos.  Si se pretenden cambiar las normas constitucionales a modo de ajustarla a una nueva política transformadora, estaremos ante nuevas realidades institucionales, las instituciones del Estado deben renovarse o reciclarse, ya debemos tener conceptos de justicia nueva, de figuras jurídicas innovadoras, por nacer una nueva realidad jurídico constitucional en el contexto de una Transformación que requiere juristas, académicos, científicos del derecho y no de políticos o arribistas o de quienes pretendan gobernar sin conocimientos para dar Justicia o Libertad, no se puede solo dar Esperanzas y Discursos motivacionales para aguantar los próximos años venideros, la Justicia Constitucional es una tarea pendiente de solventar por esta Cuarta Transformación, en la tarea pendiente rescatar el fielmente el equilibrio de poderes del estado constitucional mexicano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *