“LA POLÍTICA ES UN EJERCICIO PARA RESOLVER PROBLEMAS, NO PARA GANAR DISCURSOS, DEBATES O ELECCIONES”.

 

ENTREVISTA CON

JOSÉ FRANCISCO MELO VELÁZQUEZ

Por: Hiram Abif Avendaño Gasca.

Fotografía: Cristopher Carranza Matadamas


RECUADRO I

ESCOLARIDAD:

Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma Metropolitana 2000-2004.

TRAYECTORIA POLÍTICA:

Militante Fundador del Partido Convergencia 1998-1999.

Secretario Particular del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional 2005-2006.

Miembro del Consejo Nacional 2006.

Secretario Particular del Coordinador del Grupo Parlamentario de Convergencia en el Senado de la República 2006-2009.

Diputado Federal por la LX Legislatura 2009.

Responsable de la Coordinación de Atención Ciudadana en Casa de Transición del Gobierno Electo julio-noviembre de 2010.

ACTUALMENTE:

Vicepresidente Nacional de Convergencia.

Titular del Consejo Estatal de la Juventud.

"La política te va llamando aunque te resistas. Cuando te das cuenta ya te abrazó, ya te envolvió"

Francisco Melo queda plasmado aquí como una Juventud Sobresaliente, reconociendo la humildad de su persona, como lo ha referenciado la gente que lo ha tratado. Él, un joven con pasos firmes y con una visión muy justa de la vida política. Originario de Oaxaca de Juárez, Oaxaca. Sus padres, personas dedicadas a la docencia normalista de Oaxaca. Es el menor de 13 hijos.

En su infancia siempre mostró una actitud aplicada al estudio, pero las primeras complicaciones las tuvo a la edad de once años. “Los primeros quiebres de mi vida los tuve cuando murió mi madre, yo tenía apenas once años. Mis hermanos y yo nos quedamos solos, mi padre fue una persona que siempre estuvo en la vida magisterial, no era muy de casa, lo que hizo que nos creáramos de cierta forma solos, por lo que tuve que aprender a hacer mi tarea solo y a entregar resultados, eso sin duda alguna fue de gran ayuda para mí”. A pesar de enfrentar a muy corta edad los difíciles problemas familiares, dijo sentirse feliz con la vida.

DE ESTUDIANTE A LA POLÍTICA

Desde niño ha incursionado en escuelas públicas, incluyendo sus estudios universitarios en el Distrito Federal. “Estudie en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en la unidad de Iztapalapa, donde estudié Ciencia Política del 2000 al 2004.  Fue una gran experiencia la UAM, muy demandante, muy exigente, pero una gran escuela, yo estoy muy contento con ella y además reconozco el mérito de la universidad pública. Yo quisiera que Oaxaca tuviera muchas universidades como la UAM, yo aprendí mucho de la UAM”. Al término de su carrera, quedó muy interesado en los temas de pobreza. Su tesis la basó en un estudio de marginación y comportamiento electoral. “Tuve que vincular el tema de la marginación y comportamiento electoral con Oaxaca, entonces hice una correlación entre los índices municipales de marginación  y resultados electorales, la tesis confirmó lo que ya sabíamos, que estadísticamente en Oaxaca los municipios más marginados eran los más priístas, cosa que no nos sorprendió, pero fue una tesis. Yo me quedé muy metido con esta problemática, pero para seguir estudiando este tema, tuve que estudiar una maestría en economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en C.U. La tuve que dejar trunca, porque tenía que resolver un problema económico más inmediato que era el mío, como fue el buscar empleo”. Paco Melo tuvo que empatar su experiencia profesional con un desarrollo político-partidista que no había tenido desde 1999 -tiempo en que se fundó el Partido Convergencia (PC). A sus dieciocho años incursionó en la política en la Asamblea Constitutiva de Convergencia, donde participó a lado de su padre, que fue uno de los fundadores de ese partido en Oaxaca- “Convergencia me dio esa oportunidad de irme desarrollando, aquí empieza mi vida partidista de manera profesional”.

Dentro de este desarrollo profesional, Melo Velázquez recibió la invitación del licenciado Dante Delgado, donde se integró al equipo directo de trabajo del Comité Directivo Nacional, logrando convertirse, meses después, en el secretario particular del Presidente Nacional de Convergencia de ese momento. Prosiguió en actividades de partido, donde fue invitado a formar parte del Consejo Nacional en el 2006. En ese año, Dante Delgado se convirtió en Senador de la República invitando nuevamente a formar parte de su equipo a Francisco Melo. “Esto me permitió conocer la actividad legislativa, además de ser testigo de uno de los momentos políticos más profundos y vitales que ha tenido este país de manera reciente, que fue la elección del 2006 y todo lo que sucedió después con el tema de Andrés Manuel López Obrador y la Resistencia Civil Pacífica, esto me enriqueció mucho en materia de entendimiento de la política nacional. Tuve reuniones para formar el Frente Amplio Progresista, reuniones para conformar la Convención Nacional Democrática. Gracias a la experiencia que tuve de esto, llegué al Congreso como Diputado Federal año y medio después”.

VISIÓN JUVENIL HACIA EL PROBLEMA DEL REZAGO EDUCATIVO, MARGINACIÓN Y SITUACIÓN DE POBREZA DE LOS OAXAQUEÑOS

"Es interesante cómo la vida te va enlazando a la política"

 

“Es un tema serio, profundo y penoso”

Melo ve a los jóvenes como una mayoría excluida, reconociendo que los jóvenes son el sector de la población con mayor crecimiento demográfico. “Somos los  que tenemos la marginación en todos los aspectos; en lo educativo, no se cuenta con escuelas suficientes para ello, las pocas que hay en el caso de Oaxaca, su calidad es débil en comparación a otros Estados de la República. En empleo, si no se estudia se tiene que hacer algo para no formar parte de los “Ninis”, pero tampoco hay oportunidades de empleo, ni deportivas, ni culturales. En menos de quince años la pirámide demográfica se invertirá, seremos más los adultos y adultos mayores que jóvenes. Uno no entiende por qué hoy, uno de cada 6 mexicanos jóvenes vive en Estados Unidos, hasta el año 2009 el número de mexicanos que cruzaba la frontera para irse a Estados Unidos era de 650 mil, de los cuales 300 mil son jóvenes; es decir, casi mil jóvenes al día pasan la frontera porque no tienen estudios, o porque son rechazados, o porque en sus comunidades no existen posibilidades de estudios ni desarrollo personal”.

“No hay oportunidades para los jóvenes en materia educativa, y cuando le toca incursionar en la  búsqueda de empleo simplemente no lo encuentra. La primera esperanza la encuentran en su servicio social, donde lo hacen sin ningún incentivo y sin ninguna remuneración. Cuando se termina el servicio social, la verdad, es la primera esperanza de encontrar empleo ahí, pero qué te dicen después de utilizarte de mandadero, sacando copias, entre otras cosas, que no hay presupuesto. Cuando fui Diputado Federal en el 2009, me encontré en el Congreso –fue un asunto público– que había más de 18 mil millones de pesos en subejercicios, esto es, dinero que dependencias no gastaban. Hay dinero, dinero que no se lo gastan en cosas prioritarias, se lo guardan para partidas especiales, para fondos de retiro, para comprar nuevos carros, nuevos celulares y, aún así, dicen que no hay presupuesto para los jóvenes. Por eso yo propuse una iniciativa de Ley para crear un fideicomiso donde se alentaría el empleo a los jóvenes, y que al empresario solo le costaría la mitad y la otra mitad para el fondo, así este último haciéndose cargo de las cuotas del IMMS”.

“No existe el desarrollo personal, el económico, no hay opciones deportivas. Hoy dicen que todo México haga ejercicio, pero díganme dónde hay un parque para hacerlo. ¿Cuántos parques tiene Oaxaca? Para más de medio millón de habitantes ¿Cuántos tenemos?”.

“No se han creado las mejores condiciones para el desarrollo de jóvenes, porque no están los jóvenes en el lugar donde se toman las decisiones para ello. Ahí es cuando se entiende y se reconoce que todos deben interesarse en la política, pero más los jóvenes y estos son los que están más excluidos”.

“Yo estoy muy contento y agradecido con Convergencia, donde entré a repartir propaganda, volantes y acompañar a la gente  a hacer campaña, pero también donde se nos ha dado la oportunidad de participar en verdaderos espacios de acción política que es el Congreso. Aquí se han dado cuenta que los jóvenes no sirven nada más para pegar propaganda, andar en brigadas y dar alguno que otro discurso medio calentando a la gente hasta que llegue el candidato. Los jóvenes en la vida pública debemos tener espacios de dirección política y responsabilidad pública. Por eso Convergencia, dentro de las oportunidades que brinda, es el partido que en términos proporcionales más mujeres tiene en el Congreso Federal”.

¿CÓMO DEBE INCLUIR EL GOBIERNO DE GABINO CUÉ LA PARTICIPACIÓN DE LOS JÓVENES?

Paco Melo comentó que esto es un tema por decidirse, donde apuesta por la sensibilidad de Gabino Cué reconociendo que Oaxaca necesita de un cambio.

“Oaxaca necesita cambiar, no tanto en los jóvenes, sino tener un cambio generacional. El tema de fondo no es simplemente dar cuotas a los jóvenes para que tengan espacios, como lo pude ver en el Congreso cuando fui Diputado Federal, donde éramos sólo doce jóvenes. El problema del Congreso es que eran los mismos, hay grandes personas adultas que tienen mucho conocimiento, experiencia, inteligencia y ganas de aportar por su país y por su Estado, el detalle es que en el Congreso –esperemos que en este gobierno no estén los mismos– han estado los mimos de siempre, los políticos de siempre, con los vicios de siempre, con el partido de siempre, con las prácticas de siempre y con los puestos de siempre, simplemente rotándose como si fuera un carrusel. Lo más lamentable que le pasó al PRI en las elecciones del 4 de Julio en Oaxaca y en los otros Estados del país donde hubo elecciones, es que no permitió la renovación generacional de sus liderazgos, estoy seguro que muchos jóvenes que creen y que simpatizan con el PRI, pudieron aportar mucho a su Estado”.

“¿Qué espero de Gabino en su gobierno? Lo que esperamos muchos jóvenes. Yo en el Congreso les dije que me gustaría ver más jóvenes en las universidades en vez de más políticos; ver más ingenieros que diputados. Lo que le falta a este país es gente profesional, más preparada. Que apoye a los estudiantes, que apoye a los deportistas. La mejor forma en la que Gabino puede apoyar a los jóvenes es creando empleos, apoyando a los buenos estudiantes para que sigan desarrollándose y en algún momento puedan ser líderes oaxaqueños en sus ámbitos y no precisamente en la política, creándoles oportunidades y espacios reales de participación”.

“El problema está en la falta de oportunidades. Por eso fue tan bien recibida la propuesta de Gabino, que consiste en  brindar becas a quienes han dejado su hogar para continuar sus estudios en alguna universidad pública.  Eso ayudará a que muchos jóvenes concluyan  sus estudios y sean profesionistas exitosos con mejores expectativas de futuro. Pero además de elevar el nivel educativo,  la mejor manera en que Gabino puede ayudar a los jóvenes es garantizando la paz y estabilidad en el Estado y conduciendo un gobierno transparente, honesto y eficiente, que promueva el crecimiento económico para que los jóvenes encuentren empleo en Oaxaca y no tengan que buscarlo más allá de nuestras fronteras”.

EN ATENCIÓN CIUDADANA:

“La política es para resolver problemas, el hecho de que esté en Atención Ciudadana te permite conocer los problemas de la gente, es lo primero que se tiene que hacer. Aquí llegan personas que buscan que se les apoye, se les auxilie y se les oriente para resolver sus problemas. Atención Ciudadana es un tema meramente político, aunque a veces se confunde con asistencia social”.

“Estoy muy contento con la oportunidad que me dio Gabino, como joven, de ser parte de esta campaña y triunfo histórico, muy emotiva para muchos. Me permitió conocer gente y que me conocieran, ésta es mi mejor atribución en estos momentos”.

"Todo mundo está pensando en el puesto siguiente y no en el que hoy tienen, y con el que hoy tienen no hacen nada “

 

RECOMENDACIÓN A LOS JÓVENES QUE QUIERAN INCURSIONAR EN LA POLÍTICA.

Paco Melo recomienda a los jóvenes que quieran incursionar en la política, que deben hacerlo de manera responsable, no desatendiendo su formación profesional. “Una campaña es muy bonita, permite hacer amigos, se descubre más el tema de la política y los partidos. Pero estoy seguro que les vamos a hacer más útiles cuando seamos buenos profesionistas”.

“No hay mejor carta de presentación que haber tenido buenas calificaciones y ser un buen profesionista, y no porque las buenas calificaciones te garanticen algo. Las buenas calificaciones en algún momento hablan de que eres disciplinado y responsable, y en la política hay que ser muy disciplinado con los propios hábitos”.

“Así que para los jóvenes está: Primero, la formación personal profesional, hay que ser responsables, serios, disciplinados. La política de manera profesional y en espacios tan competidos como estos te obliga a ser muy responsable. No hay que ser eternos candidatos, hay que ser servidores públicos eficientes. Segundo, se tiene que obligar a los partidos a que reconozcan el papel de los jóvenes, no sólo pegando propaganda y yendo a las campañas, sino que cedan espacios de representación real y serio como hasta ahora lo ha venido haciendo Convergencia”.

“Antes de aprender a dar discursos y andar en giras de campaña, primero hay que terminar los estudios. Hay que ser disciplinado y la escuela te obliga a cumplir”.

“Quiero que los jóvenes tomen en cuenta lo siguiente: El resultado de la elección del 4 de julio es un triunfo eminentemente ciudadano.  Es un claro ejemplo que cuando la sociedad se decide a participar puede lograr lo que algunos piensan imposible. Esta es una gran lección que Oaxaca le ha dado al país entero, y de la cual, los jóvenes tenemos mucho que aprender.  Yo estoy convencido que la participación de los jóvenes pondrá fin a los políticos que hasta ahora hemos padecido y construirá el Oaxaca que todos nos merecemos. De ese tamaño es el papel de los jóvenes en la transición democrática que estamos inaugurando”.

PLANES A FUTURO

“No acostumbro pensar en el futuro, me he dado cuenta también que en este país, y en este ámbito que se da en la política, la gente vive pensando más en el puesto siguiente y desatiende el que tiene; por ejemplo, el Diputado apenas si llega y ya quiere ser Senador y apenas toma protesta como Senador y ya está pensando en su campaña a Gobernador de su Estado, entonces en este país la política es un vicio pervertido. Todo mundo está pensando en el puesto siguiente y no en el que hoy tienen, y con el que hoy tienen no hacen nada”.

“Por eso tomo en cuenta las advertencias de buenos amigos que dicen: el que piensa en el próximo puesto, se le cae el que tiene”.

“Yo nunca me he trazado planes a futuro con relación a la política, siempre trato de hacer el trabajo y la responsabilidad que tenga de la mejor manera. La política es un asunto que se va haciendo día con día, todo puede cambiar en un momento”.

“Claro que tengo aspiraciones, pero personales. Quiero complementar mis estudios en Administración Pública, porque el país requiere de buenos gobiernos, debemos ser profesionales y con otros mecanismos y parámetros de eficiencia, lo que venga en política no depende de mí, sino de las condiciones que se presenten”.

PACO MELO

“Mi primer impresión cuando fui Diputado Federal fue darme cuenta que pocos ahí se parecían a mí, pues de 500 diputados en la Cámara tan solo 12 éramos jóvenes. El  2.4% de los diputados federales de aquella legislatura representamos  a más de 30  millones de jóvenes mexicanos. Lo mismo sucede al interior del país,  de los mil 137 legisladores de los 31 congresos Estatales y la Asamblea Legislativa del D.F, tan solo 19 de ellos eran menores de 29 años, menos del 2 % de todos diputados locales. Esto describe el grado de exclusión de los jóvenes en la vida pública”.

“Es un problema de marginación estructural, miles de estudiantes son rechazados de las universidades cada año, muchos más no encuentran una oportunidad de empleo,  y aunado a ello, nuestro sistema político rechaza la fuerza, talento, imaginación y la pasión transformadora de sus jóvenes. La realidad es tan clara como absurda, los jóvenes no tienen cabida en el México del presente pero ellos tampoco se  interesan en participar y llegar a los espacios donde se construye el México del futuro. Es por eso que en un país con desigualdades tan profundas como el nuestro y con un espacio público tan excluyente, la juventud se muestra tan indiferente a la política”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: