Ofrece SSO orientación y tratamiento sobre mal del Parkinson

Oaxaca de Juárez, 10 de abril de 2012


En el marco del Día Mundial para la atención del Parkinson que se conmemora cada 11 de abril, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) informan que en las unidades médicas de primero y segundo nivel de atención, ofrecen orientación y tratamiento sobre este padecimiento.

            La coordinadora estatal del Programa de Salud Mental indicó que Oaxaca se encuentra en la media nacional con 18 casos por cada 100 mil habitantes, lo que representa menos del uno por ciento de la población superior a los 65 años. 

            Dijo que esta enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso central, ocasiona la muerte progresiva de las neuronas y suele comenzar entre los 50 y 65 años de edad. 

            Comentó que los centros de salud cuentan con Grupos de Ayuda Mutua, los cuales ofrecen orientación sobre los diversos padecimientos que afectan a los adultos mayores y de esta forma mejoran su calidad de vida.

             Los síntomas más comunes son el temblor de reposo, el cual suele ser el primero, comienza en una extremidad y se extiende a todo el cuerpo, la rigidez en los músculos y movimientos lentos. 

            Informó que el mal de Parkinson es mucho más común en hombres que en mujeres  y no existe cura para este padecimiento, solo medicamentos que ayudan a controlarlo. 

            Indicó que existen otros problemas asociados como la depresión, trastornos del sueño o dificultades para masticar, tragar o hablar.  

            Señaló que esta enfermedad crónico-degenerativa es detectada a través de un diagnóstico diferencial en los centros de salud, donde el médico realiza una breve entrevista sobre la edad y síntomas, posteriormente realiza un estudio cerebral a través de un tomógrafo computarizado y confirmar dicho padecimiento, el cual puede tardar 20 años en agravarse. 

            Sostuvo que la expectativa de vida promedio de un paciente con Parkinson generalmente es la misma que para las personas que no padecen la enfermedad. Sin embargo, en las etapas tardías esta patología puede causar complicaciones como ahogamiento, neumonía y caídas que pueden llevar a la muerte.           

           Recomendó a quienes padecen esta enfermedad no interrumpir el tratamiento y mantenerse activos con ejercicio, gimnasia, fisioterapia, actividades recreativas, natación y caminata, ya que ayudan a conservar la actividad motora, mejoran la postura, la marcha y evitan la inmovilidad y la dependencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: