Se hará justicia en región triqui: Procurador.

 

 

 

 

Oaxaca de Juárez, Oax., 07 de agosto de 2011

 

 

Indignante utilizar la desgracia humana, indica.

Es indignante utilizar la desgracia humana y poner en riesgo la salud pública para exigir solución a un conflicto social, en el que las instancias de procuración de justicia y de política interior han atendido oportunamente, asentó el procurador General de Justicia del Estado, Manuel de Jesús López López, luego que un grupo de indígenas triquis usara tres cadáveres para realizar una protesta frente al Palacio de Gobierno.

Expuso que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) realiza las investigaciones pertinentes respecto al asesinato de tres indígenas triquis, ocurrido el viernes en la comunidad de Agua Fría, Santiago Juxtlahuaca, para dar con los responsables de ese crimen y que respondan por sus actos, se hará justicia en región Triqui -reiteró.

“Comprendemos la desesperación del pueblo triqui porque han sido décadas de violencia y muerte, hay una herencia de odio en esta comunidad indígena, han sido muchos años de enfrentamientos y una nula acción de justicia, lo que ha provocado rencores y venganzas que nuestro gobierno busca terminar mediante el diálogo y el acuerdo entre los grupos involucrados, así como castigo a quienes cometieron delitos amparados en una supuesta lucha social”, manifestó el servidor público.

Respecto de la inusual protesta, calificó como irresponsables a quienes la planearon, porque no respetaron el dolor de los familiares de las víctimas y peor aún pusieron en riesgo la salud de sus seguidores y de los ciudadanos que involuntariamente estuvieron cerca de los féretros.

“Desde que nos enteramos que trasladarían los cuerpos sin vida al Palacio de Gobierno se habló con los dirigentes en Huajuapam de León, para conminarlos a que desistieran de ese propósito, y se les explicó que el Gobierno del Estado no dejaría en la impunidad ese crimen”, comentó.

Sin embargo, señaló que este grupo de triquis continuaron con su manifestación, por lo que al llegar con los tres cadáveres al Zócalo los Servicios de Salud del Estado realizaron acciones preventivas de sanidad, como fue la verificación del estado de descomposición de los cuerpos, la instalación de un cerco sanitario y una nebulización para desinfectar el perímetro en riesgo.

Debido a que los cadáveres representaban un grave riesgo de salud pública mencionó que se les informó a los manifestantes que tenían que concluir inmediatamente su protesta, por el alto riesgo que representaba tener los cuerpos sin vida expuestos en la vía pública, precisó.

El procurador refirió que a las 10:30 de la mañana los manifestantes se comprometieron, con la comisión de Gobierno del Estado que los atendió, a que en una hora y media se retirarían, porque habían entendido el peligro de tener a sus muertos sin sepultar durante tres días, pero no cumplieron y el Gobierno del Estado tuvo que insistir hasta disuadirlos para que se retiraran por la vía pacífica, lo cual ocurrió a las 13:30 horas, con algunas agresiones verbales y físicas hacia los elementos de seguridad pública que resguardaban el área.

Dijo que no había necesidad de llegar a esos extremos, porque en estos momentos hay mesas de diálogo en la Secretaría General de Gobierno para pacificar la región triqui, pero este esfuerzo depende en gran medida de la voluntad y disposición de las partes en pugna.

Afirmó que el Movimiento de Unificación de Lucha Triqui Independiente (MULTI) mantiene un canal de información abierto con el Gobierno del Estado y ha sido informado oportunamente del avance de las investigaciones de estos asesinatos y de otros hechos lamentables que han afectado a sus seguidores, y que por ningún motivo quedarán en la impunidad.

 

Comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: