Itzel López Valdivieso y su compromiso con la ciudadanía / @Admon_GobOax @German_Espinosa

 

La trabajadora perteneciente al área de Recursos Humanos de Administración nos comparte el gusto por su familia y el trabajo, aún en tiempos de la pandemia

 

Oaxaca de Juárez, Oax., 28 de septiembre de 2020.- Debido a la pandemia por COVID-19, el capital humano del Gobierno del Estado se ha mantenido en confinamiento, con el fin de evitar el esparcimiento del virus. Sin embargo, hay personal que se considera indispensable y que continúa laborando en beneficio de la población oaxaqueña. Ejemplo de ello es Itzel del Carmen López Valdivieso, quien se desempeña en el Departamento de Recursos Humanos de la Secretaría de Administración.

 

En septiembre cumplió cinco años de trabajar en esta dependencia y hace tres años se convirtió en secretaria de la jefa de este departamento. “Cuando tomé el puesto fue complicado, porque tuve que aprender a tratar a la gente con el tacto correcto, sobre todo si tienen un carácter difícil, pero afortunadamente me adapté muy rápido”, comentó.

 

Al recibir esta oportunidad, tuvo que capacitarse en temas necesarios del área como incidencias, pagos pendientes, permisos económicos, así como obtener toda la información posible de otras áreas para orientar a los visitantes. “Día con día, uno va aprendiendo muchas cosas. Sin duda, me gusta estar en este lugar y tener contacto con las personas para ayudar y saber guiarlos. Estamos para apoyarles y para que agilicen sus trámites”.

 

Con la pandemia, su vida personal y laboral cambió por completo, así que tuvo que adaptarse a las nuevas circunstancias. Ahora, el traslado de su casa al trabajo lo hace con más cuidado, evitando conglomeraciones. Mientras tanto, en su oficina evita el contacto con sus compañeras y compañeros, usa cubrebocas, gel antibacterial, sanitiza su escritorio e invita a las y los visitantes a tomar su sana distancia.

 

“Sé que mi trabajo es importante para la Secretaría de Administración, por eso pongo mucho empeño para orientar a la gente a que tomen las medidas sanitarias de manera correcta”, agregó. “Además, nos sentimos tranquilos trabajando en el edificio, porque siempre limpian las instalaciones, hacen toma de temperatura, nos dan gel antibacterial e instalaron plásticos de acrílico en nuestros lugares para atender a las personas. Procuramos tener todas las recomendaciones”.

 

Fuera del trabajo, Itzel tiene una familia que está integrada por su padre, madre e hijo de 7 años. Estas circunstancias la han orillado a realizar grandes sacrificios para evitar ponerlos en peligro. “Soy mamá soltera y ahorita ha sido complicado, porque me tuve que separar de mi pequeño para trabajar. Mi papá y mamá son los que me ayudan a cuidarlo”, explicó. “Tomé esa decisión para que yo viniera a trabajar y prevenir un posible contagio. Es complicado, cambiaron muchas cosas”.

 

“Sin embargo, me da satisfacción sacar adelante a mi familia. Afortunadamente tengo trabajo y hay que echarle ganas, comprometiéndonos con la Secretaría de Administración para salir adelante. Me siento bien, aquí he aprendido muchas cosas y comparto muchas experiencias con mis compañeras y compañeros”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *