Andrés Manuel un cuasi dictador por Othón Sibaja Suárez / @OTHONSIBAJA

“La polaca y algo más”

Andrés Manuel López Obrador está en el poder, por el hartazgo de la sociedad, de la clase política, de una constante en el poderío de un solo partido político y que, a principios de este siglo, se da una alternancia de dieciocho años, y que al final no satisfago las exigencias del pueblo, ante dicha situación, se fortaleció López, que se ofreció salvador del país y esperanza de cambio para derrocar y remediar los males, que lo lleva a la potestad del país.

Tal promesa de cambios y buenaventuras, hizo de Morena un partido político factible para la suma de lo peorcito de ex priistas, ex perredistas, ex panistas y de demás corrientes ideológicas, tras la figura de su único “mesías”, dando como resultado la votación que lo respaldó y le entregó el Ejecutivo y el Congreso de la Unión, para ser el día de hoy un cuasi dictador.

Y digo que López es un cuasi dictador, porque es una especie de imitación de dictador, que no tiene el mínimo respeto a las instituciones y a las normas democráticas, y esto se empeora más, porque Morena tiene mayoría en el Congreso de la Unión, quienes apoyan y alaban las tonterías y ocurrencias de López.

Estos dos años de gobierno de López, patentizan que la corrupción crece, la inseguridad de igual forma, la pobreza y el desempleo aumentan, el rubro de la salud por los suelos, aunado con el mal manejo del combate al Covid-19, entre otras malas decisiones. En concreto López no ha cumplidosus promesas de campaña, se ha dedicado prioritariamente, ala destrucción de las instituciones, a la incautación de los ahorros depositados en fondos y fideicomisos, a cancelar obras de gran envergadura y que nos está saliendo las caro el mole que las enchiladas por sus ocurrencias; ha logrado además el control de la Suprema Corte de Justicia y no se diga del Congreso de la Unión, que insisto los Diputados y Senadores de Morena son unos peleles a su servicio, dejando al Ejecutivo en total libertad, sin que nadie le jale las riendas.

Ganar a como dé lugar la elección de 2021 es su más clara finalidad, para ello, fue necesario reformar y desaparecer los fideicomisos y los fondos para poderentregar millones y millones de pesos a sus operadores políticos en todo el país y a familias de escasos recursos, que pueden asegurarle 30 millones de votos en la próxima elección, en la que está en juego seguir o no en el poder.

La resistencia que poco a poco ha venido dándose por parte de la ciudadanía activa económicamente y laboralmente hablando, la que paga impuestos y no tiene el respaldo ni las dadivas del gobierno de López, es la que permite que haya un contrapeso para las intenciones de los obradoristas de continuar en su poderío, por lo que, el voto que le dio el poder, puede ser el mismo que puedendesterrarlos del mismo. Hoy las organizaciones civiles no gubernamentales y dependencias como el Instituto Nacional Electoral, y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación deben ser claros y precisos con la ciudadanía respecto a la importancia del voto y que son libres de hacerlo, que todos aquellos apoyos gubernamentales, no son dados por López Obrador, sino es apegado a derecho y es una obligación del gobierno darlos y que no es a costa de votar por un partido político en particular; se viene una guerra mediática muy franca y cerrada por parte de los seguidores de López con sus opositores, pero al final el ciudadano tiene la balanza en sus manos y los mexicanos tendrán que decidir el futuro del país, nadie más; pero como siempre amigo lector, usted tiene la última palabra al respecto.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *