El Cromagnon y la sucesión de la gobernación de Oaxaca 2022Por el Dr. Arturo David Vásquez Urdiales

En la nada despreciable cifra de veinte mil años, la especie de animales a los que nos referimos habitualmente como “el hombre”, mezcla de diversos homínidos evolucionados, en el lugar del planeta que mire usted, era cazador y recolector. Cuidado, ya tenía las capacidades cerebrales suficientes para ser lo que es usted ahora.
Sus hábitos de caza eran sencillamente sorprendentes.


Movamos el reloj. Ahora en 10,000 años. Ahora domestica animales y cultiva plantas, es innegable que ha desarrollado sociedades, hay vestigios indudables de que ya construía habitaciones cómodas y el conjunto de estas, aldeas, que muy pronto eran ciudades. Digamos que la “civilización” arranca en este delicado momento.


12,000 años atrás, el arranque civilizatorio, coincide con la última glaciación. Ese final encuentra al mas desarrollado de los “sapiens” con tierra fértil y rodeado de animales que a la postre, extinguió, como extinguió a los demás “sapiens” que con él convivieron millones de años. El barrido de adn internacional nos muestra que usted puede tener vestigios de cromagnon o de algún otro antepasado remoto, y ello evidencia que el “sapiens” no sólo extinguió a los demás, sino que se emparentó con ellos. “La revolución agrícola” o “la revolución biológica” es un hecho que lo llevó a adoptar un estilo de vida diferente.
Comparablemente brota una sublevación social vigorosa, ya que fue necesario que el hombre se instituyera.


Ese pequeño mono lleno de miedo, ahora domina tridimensionalmente el medio ambiente, no sólo a la piedra o el agua, sino animales, plantas y – ¡a los demás humanos! – Esa insignificante creatura, generalmente el almuerzo de grandes gatos y ferales caninos, errante y migrante lo menos un millón de años, tomó para usted una decisión crucial, dejó de ser nómada y se convirtió en aldeano, luego creció y ahora es usted.


¿Pero qué cree?
Un estudio sugiere que los neandertales fueron los primeros en colonizar América
Un equipo de investigadores de EE UU y Australia asegura haber encontrado los rastros de presencia humana más antiguos de América, hace 130.000 años. Hasta ahora, todas las pruebas existentes apuntan a que los primeros colonos del continente llegaron hace unos 15.000 años.


Los nuevos indicios se desprenden de los huesos de un mastodonte hallado en 1992 durante la construcción de una autopista cerca de San Diego (EE UU). Según un estudio publicado en Nature, los huesos del animal tienen marcas de haber sido fracturados con piedras para extraer la médula y junto a ellos se hallaron rocas que sirvieron de yunques y martillos para hacerlo. Los investigadores han aplicado sobre los huesos un método de datación basado en la descomposición de átomos de uranio que ha arrojado una fecha de 130.000 años con un margen de error de unos 10.000. Las marcas en los huesos indican que fueron rotos cuando aún estaban frescos. Según los autores del hallazgo, liderados por científicos del Museo de Historia Natural de San Diego, la única explicación plausible es que sea obra de homínidos. Cito la fuente:

https://elpais.com/elpais/2017/04/26/ciencia/1493225013

_884467.html


Consecuentemente, la existencia de humanos en américa es improbable en no menos de 130 mil años, pero si probable en de 50 mil a 20 mil años. Y con ello hemos pasado ya de nuestros pueblos originarios, la mal llamada colonización, hasta el México independiente y el eternamente Oaxaca dependiente, hoy más que nunca. Y si en este pedazo de mundo han existido homínidos evolucionados desde hace por lo menos 50 mil años y se desarrollo la cultura y la civilización, el por qué ahora nos hacen falta ambos viene en una pregunta elocuente.


La democracia oaxaqueña.
Por que estamos ahora, hoy, la gran mayoría de oaxaqueños pegados en la expectativa de ¿Quién será el nuevo o la nueva Tlatoani que vendrá a redimir el viejo imperio de las y los yopes oaxaqueños y oaxaqueñas y lo que haya inmedio? Rindiendo la plaza en esa intolerante dependencia esclavizante a la voluntad del centro de México, una y otra vez, a la imposible voluntad de 3.5 millones de oaxaqueños, atados nuevamente en indestructibles cadenas sicológicas irrompibles que impiden ver a toda la paisanada, de todos los niveles sociales, estratos, lugares, etnias, fificracias, chairocracias, que no necesitamos un hierro candente marcador que nos indique indudable e inexorablemente el camino, para poder, en algún momento lejano, tomar nuestras propias determinaciones sin necesidad de príncipes extranjeros o actores de circo locales que solo están para servir al amo del momento. Esto me recuerda cuando de don Heladio a Diodoro y se quedó chiflando ya saben quién, luego de Don Diodoro a Pepe Toño pero le hizo mano de puerco don José Murat, luego se coló Ulises, este empujó a Gabino quien repartió hasta lo que no tenía por impunidad y ahora su gestor Castillo también lo es de los destinos del centro, Gabino se dejó ganar y hoy estamos en el veremos, pero mas que nunca, en la óptica de quien manda, ni mas ni menos.


Ni modo, mi pueblo, el oaxaqueño, es un claro ejemplo de dependencia metal al tlatoanismo indecente, marcante, lacerante, insultante, en donde, lo vemos con objetividad, no vale la voluntad de la mayoría ante el incontinente peso del poder de quien manda, sea el que sea el color del partido que le disponga y prevenga. Los subterfugios del poder en esta tierra de Dios y María Santísima son del todo concluyentes, estamos inseparables en dar por sentado que lo que procede es la simulación criminal del proceso electoral, habida cuenta que la determinación, ayer, hace muchos ayeres, anteayer, hace muchos anteayeres, y hoy, y siempre, ya esta tomada. La burocracia electoral y el pancherismo local harán lo mismo y su papel atoleconeldedo en un tropiezo de tinta y ahora electrónica que distribuirá pequeñas migajas de poder y de dinero a quien se preste de comparsa para escenificar el teatro bufo de la democracia, desde abajo hasta arriba. No es un humano, lo somos todos, indignantes e indignos.
Por qué entonces tanto brinco, estando el tinglado tan parejo. Si las cartas están ya marcadas y los dados cargados, ¿no sería mas sencillo cambiar el sistema electoral para que no siendo hipócrita, se acoplara a su realidad contemporánea e histórica? Quizá fuese mas sencillo, un tlatoanito nombrado cada 2 años por el poder dedístico de la cabezona (dijera Charis) y así en 6 años tendríamos 3 tlatoanitos y un considerable ahorro de los procesos electorales fantasiosos y cirquísticos, menos desgaste de toda la cargada, un convencimiento claro de que hay que servir y doblar la cerviz al centro de México, como siempre ha sido, y hacernos del convencimiento del estado de esclavitud y dejadez de este pueblo nuestro de Dios y María Santísima.


Mis paisanos son bravos para hacerla mucho de camorra con: sus usos y costumbres que solo es dinero, ir y tomar calles para pedir dinero so pretexto de la lucha social, organizar organizaciones para el mismo fin, asociarse para fines que tienen que ver con “bajar recursos”, hacer organizaciones política y sociales igual y todos los redentores sociales están mas que inmensamente ricos, y el paisano de la calle igual o mas jodido que nunca.
Y no es para que se me enojen, sociológicamente estoy analizando que la cargada electoral es el resultado de un estado de simulación mal hecho, que convendría ser menos quiméricos y realizar los cambalaches necesarios para que no sea tan caro y inexistente y si mas neto, lacayos somos y lacayos nos quedamos, pues. No deseo crear el término: Oaxaqueño lacayo, pero la verdad, cómo se le parece.
Son mis sinceros deseos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: