Siguen masacrando a los jóvenes: tres muertos y un herido en un ataque parapolicial en #Buga / #Colombia #AsíSomosNoticias

Resumen Latinoamericano 15 de mayo de 2022

Es la masacre número 39 en lo que va de año en medio de un ambiente de violencia preelectoral que no cesa, denuncian ONGs.

Al menos tres jóvenes fueron asesinados en la noche del viernes en el municipio de Buga, Valle del Cauca, Colombia; así como resultó herido un menor de 16 años, confirmaron fuentes policiales de la localidad en un nuevo episodio de violencia armada en ese país sudamericano.

De acuerdo a la versión policial, recogida por medios locales, las víctimas se encontraban departiendo en el parque de uno de los barrios de la ciudad, cuando hombres armados los atacaron en horas de la noche. Los fallecidos tenían 18, 19 y 25 años de edad, refieren.

Asimismo, en el tiroteo resultó herido un menor de 16 años, quien fue intervenido quirúrgicamente y se encuentra con pronóstico reservado. Aunque las autoridades investigan si el homicidio múltiple fue consecuencia de represalias, el Instituto para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) recuerda que había ya una Alerta Temprana (AT) para la zona.

En particular, Indepaz refiere que la Defensoría del Pueblo había emitido una AT, la número 19/2021, la cual incluía los municipios de El Cerrito, Buga y Palmira y señalaba las deficiencias de la respuesta estatal en materia de seguridad, sobre todo en acciones de prevención integral.

Ya en marzo anterior, se produjo otra masacre en una zona rural del mismo municipio. En este hecho tres personas fueron asesinadas en una vivienda del corregimiento Chambimbal. Un año antes, en enero de 2021, la masacre de cinco jóvenes  en una finca causó conmoción en Buga y el resto del Valle.

Las principales hipótesis que se manejan hasta el momento son ajustes de cuentas y disputas por el control territorial por temas de narcotráfico. Sin embargo, Indepaz apunta que la economía de municipios como Buga, en la cual toman parte tanto actores legales como ilegales ayuda a comprender, en parte, cómo el conflicto armado y la criminalidad han alimentado el funcionamiento de dicha economía.

Ante lo que sería la masacre número 39 en lo que va de año, Indepaz recuerda que en la zona actúan, entre otros grupos armados, las llamadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), estructuras locales del narcotráfico y la Tercera División del Ejército colombiano.

El clima de violencia, con masacres y asesinatos selectivos de antiguos combatientes y firmantes de  la paz no se ha detenido en Colombia, cuando faltan dos semanas  para la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: